GHISTORIA DE VILLAPALACIOS
-,,t
TEMAS- /- ,PERSONAJES- /- ,DOCUMENTOS- /- ,IMÁGENES- /- ,ARTÍCULOS-,/- ,CRONOLOGÍA-,/- ,APUNTES- /- ,BLOG-, - ,,ENLACES-, - ,MAPA WEB

Historia de Villapalacios. Temas. Primer premio del concurso provincial de embellecimiento de 1976

 

 

 s En el sotano de la Biblioteca Pública Municipal de Villapalacios Manrique de Lara, situada actualmente en el número 3 de la calle del Ojeado, se conserva una enorme placa de granito gris con una inscripción que recuerda el galardón que recibió esta localidad a finales del franquismo: el Primer Premio del VIII Concurso Provincial de Embellecimiento de Pueblos, concedido en octubre de 1976, un certámen que había instituido el Ministerio de Información y Turismo que encabezaba por aquel entonces Manuel Fraga Iribarne. La placa, que no nos consta que se llegara a exhibir en ningún momento en dependencias o edificios municipales, es una auténtica desconocida para casi todos los paloteños. Esta es su transcripción y parte de su historia. Esta es la lápida:

 

mmlapida

 

 

TRANSCRIPCIÓN:

 

----------------------------------------------JEFATURA PROVINCIAL DEL MOVIMIENTO
----------------------------------------------------------ALBACETE
-----------------------------------PATRONATO -
"FRANCISCO FRANCO"
----------------------------PARA --MEJORA-- DE --LA --VIVIENDA-- RURAL
---------------------------------------------------PRIMER PREMIO
--------------------------------------"VIII CONCURSO PROVINCIAL
----------------------------------DE EMBELLECIMIENTO DE PUEBLOS "
----------------------------------- AL MUNICIPIO DE VILLAPALACIOS.
--------------- ----------------------------------------------------------------------------------------29-x-1976

 

 

El 21 de septiembre de 1972, Jesús Gay Ruidiaz, Jefe Provincial del Movimiento y Presidente del Patronato "Francisco Franco" para Mejora de la Vivienda Rural manda a Federico Cabezuelo Fernández, Jefe Local del Movimiento en Villapalacios un saludo acompañado de un folleto con las bases para el IV Concurso Provincial de Embellecimiento de Pueblos y Conservación de Viviendas, convocado por el Patronato Francisco Franco para la mejora de la Vivienda Rural. En la instancia se recuerda que el plazo de presentación de solicitudes de participación se amplía al "día 10 del próximo mes de octubre". Según se puede leer, el concurso se desarrolla "con el propósito de ofrecer los estímulos necesarios para lograr un aspecto más limpio y agradable, de comodidad y bienestar en nuestra geografía provincial, en donde queden unificados los esfuerzos de los propios municipios y sus vecinos en ese alegre quehacer comunitario que siempre ennoblece cualquier labor, en donde la dimensión generosa de la entrega incondicional queda resaltada".

Como se puede ver en el folleto, fechado en julio de 1972, la comisión calificadora del premio está copada por las máximas autoridades del Movimiento, de sus juventudes de la OJE y de la Sección Femenina. En este momento: Jesús Gay Ruidiaz, Gobernador Civil y Jefe Provincial del Movimiento, Antonio Gómez Picazo, Presidente de la Diputación Provincial, Gerardo Fernández Rodríguez, Subjefe Provincial del Movimiento, Antolín Tendero García, Manuel Jarque Marchante y Eduardo Cantos Sánchez, inspectores provinciales del Movimiento, Alejandro Baldueza Arteaga, delegado provincial de Juventudes, Concepción Tébar Morcillo, delegada provincial de la Sección Femenina, Benidel Muñoz Haro, Jefe Local de la Capital y Manuel Luna Domínguez, jefe del Departamento de Acción Política Local.

Entre las bases que se apuntan, se asegura que podrán participar todos los municipios o núcleos de población de la provincia que tengan la consideración de rurales, que no excedan de 10.000 habitantes y que hayan recibido ayuda del Patronato, como era el caso de Villapalacios. Entre las consideraciones se tendrán en cuenta, enumera el folleto, los revocos de fachadas, encalados, adornos con plantas y macetas, pintado de rejas, puertas y ventanas, jardines públicos, zonas verdes, alumbrado, fuentes iluminadas o con jardines, limpieza de las calles, y "todo cuanto en su conjunto sirva para presentar un pueblo totalmente embellecido, fiel reflejo de la preocupación de sus habitantes y autoridades".

En ese año los premios concedidos tenían varias modalidades: Dos para municipios o núcleos de población superiores a 1.000 habitantes: Un primer premio de 100.000 pesetas del Patronato, placa y diploma de honor y otro segundo de 50.000 pesetas y diploma de honor. Dos para municipios o núcleos inferiores a 1.000 habitantes: Un primer premio de 100.000 pesetas de la Diputación y diploma de honor y otro segundo de 50.000 pesetas y diploma de honor.

También había galardones para propietarios o inquilinos que "estando terminadas sus obras estén conservadas por sus medios": Un primer premio de 7.500 pesetas de la Cámara Oficial Sindical Agraria y ocho premios de 5.000 pesetas cada uno. A las Cámaras Agrarias, establecimientos comerciales y a hogares juveniles, tanto de las Juventudes Espapñes de la OJE, como de la Sección Femenina, con premios que iban desde las 10.000 hasta las 5.000 pesetas.

Entre las condiciones que se establecían, era que los premios a municipios y núcleos tendrían que ser invertidos en la realización de obras de interés general, con la conformidad del Patronato local.

Para participar había que dirigir un escrito al Patronato Francisco Franco, a través de la Jefatura Local de Movimiento y el plazo para presentar las peticiones terminaba el día 30 de septiembre. Se especifica que no podrá participar ningún municipio o núcleo de población que hubiera sido premiado en concursos anteriores, comprendidos entre 1967 y 1971, salvo lo "que hubieran realizado meritorias obras en el pueblo que justifique su opción". Por último, se dice que el premio será dado por los distintos medios de comunicación social provinciales y la entrega se realizará el "Día de la Provincia".

 

Para la edición de este año de 1972 no sabemos si se llegó concurrió, pero si a la de cuatro años más tarde. El acta de la sesión extraordinaria celebrada el 4 de agosto de 1976 el alcalde Federico Cabezuelo Fernández, y los concejales Jaime Pajares Fernández, Pedro Martínez, Anibal Rodríguez Resta, Ernesto García Rodríguez, Fructuoso Navarro Rodríguez y José Quijano López, recoge cómo fue la propuesta, el primer punto de aquella reunión:

 

"Se da lectura al escrito circular 225 del Patronato Provincial Francisco Franco, convocando el VIII Concurso Provincial de Embellecimiento de Pueblos y teniendo en cuenta las circunstancias que se dan en este municipio, que a juicio de la Corporación reúne las condiciones exigidas dada la serie de obras que se vienen realizando, se acuerda por unanimidad el tomar parte de dicho concurso provincial, autorizando al señor alcalde para que pueda en nombre de la Corporación dirigir la oportuna petición al organismo correspondiente optando a uno de los premios que se conceden a municipios rurales de menos de 10.000 habitantes". (Volumen de Actas Municipales, años 1974-1980, páginas 88v. y siguientes).

 

Cómo todo lo que ocurría en la localidad, el 21 de septiembre de 1976 se informó del tema en la reunión celebrada por el Consejo Local del Movimiento. Entre los asistentes: el Jefe local Federico Cabezuelo Fernández, Bartolomé Linares Jiménez, Amelia Pajares Polo, Gabriel Quijano Resta, José Quijano López, Pedro Manuel Martínez Ramos, José Resta Manchón, Justo Losa Serrano, Anibal Rodríguez Resta, Jaime Pajares Fernández, Joaquín Linares Quijano, Ursinio Montañés Pajares. Mientras que justifica su ausencia Jesús Quijano Resta.

Los razonamientos son los mismos que en la reunión del ayuntamiento, pero aquí se especifica que entre las obras realizadas está la de "dotar al vecindario de alcantarillado, red de agua a domicilio, pavimentación de calles, en la mayoría del pueblo, obra esta hechas en dos fases, estando prevista otra próximamente, como igualmente dada la circunstancia del gran esfuerzo que viene haciendo el vecindario por mejorar sus viviendas y adecentar las fachadas".

 

Tras la concesión del premio, el Acta de la sesión ordinaria del 17 de diciembre del mismo año (página 99 y 99v.), recoge que:

"El señor alcalde informó del resultado del VIII Concurso Provincial de Embellecimiento de Pueblos 1976 modalidad A) municipios superiores a 1.000 habitantes, en virtud del cual se ha concedido a este municipio el Primer Premio Provincial consistente en CIEN MIL pesetas en metálico; Placa de Honor para colocar en lugar preferente y Diploma que lo acredita; con lo cual el ayuntamiento se congratula por esta distinción y acuerda testimoniar su agradecimiento a la Jefatura Provincial del Movimiento por esta distinción, al propio tiempo que se hara saber al vecindario por medio de bandos ya que también ha contribuido y colaborado en presentar a nuestro pueblo limpio y arreglando las fachadas en lo posible.

Como quiera que hay que hacer saber al Patronato Francisco Franco la utilizacion que ha de darse al premio en metálico y que deben consistir en obras de interés público, la corporación tras de estudiar detenidamente el lugar mas apropiado, teniendo en cuenta que la mayoría de las calles están pavimentadas. Se acuerda que estas cien mil pesetas, junto con otra cantidad de la obra de pavimentacion de planes provinciales y aportacion municipal se destinen a la realizacion de obras de jardinacion y acondicionamentio de la zona de nominada La Glorieta, lugar de recreo y esparcimiento del vecindario calculándose en principio que el importe de la obra será de 300.000 pesetas.

 

Por lo tanto el importe del premio se destinó para ajardinar La Glorieta, uno de los parques de la localidad en la actualidad.

Otras localidades de la provincia también consiguieron el galardón: En 1961 la Jefatura Provincial del Movimiento, "en atención a los méritos que concurren" concedió el primer premio en la primera edición a Elche de la Sierra. La segunda convocatoria desconocemos a qué localidad se le entregó, pero si conocemos el ganador de la tercera edición en el a ño 1963 que reconoció la labor de Yeste, según recuerda la lápida que todavía conservan en la fachada del convento franciscano de la localidad: “A la villa de Yeste por su labor en el III Concurso de embellecimiento de pueblos PRIMER PREMIO octubre 1963”. Tal como vemos en la imagen, así como el lugar donde se puede ver:

 

myeste mmplaca yeste
La placa que recuerda el galardón de Yeste y el lugar que sigue ocupando en la actualidad.

En la IV edición celebrada en 1964 los premiados fueron los habitantes de Ayna, localidad que también tuvo una placa colocada en el ayuntamiento que así lo atestiguaba, pero desconocemos qué otros pueblos obtuvieron el galardón hasta que le tocó el turno a Villapalacios en la octava edición. Ese mismo año Villaverde de Guadalimar fue galardonado con el segundo premio y 40.000 pesetas.


El esfuerzo por que el pueblo pareciera "bello" fue una preocupación por parte de las autoridades municipales de los años cincuenta, pero sobre de los sesenta y setenta en Villapalacios. Así encontramos toda una serie de directrices para conseguir que el aspecto de calles y casas sea mejor. Sin tener en cuenta que el primer bando de Robustiano Rodriguez, tras tomar posesión como alcalde el 1 de enero de 1958, fue llamar a sus convecinos a la limpieza y al higiene, tal y como hemos visto en otra parte de esta página, conocemos toda una serie de medias para dar un mejor aspecto a la localidad. En diciembre de 1963 el Patronato de la Vivienda Francisco Franco, que llevaba a cabo una serie de obras de reforma en todo el pueblo de mejora de las viviendas, encarga macetas para embellecer las calles del pueblo y para colocarlas se pide al herrero Serafín Medina que haga los soportes, tras llegar a un acuerdo económico con él. Además, el 15 de mayo de 1964, se compró una maquina de blanquear, con la intención de proseguir el embellecimiento del pueblo y también 100 kilogramos de pintura para las puertas de todos los vecinos.

Al año siguiente, en 1965, se colocaron árboles para embellecer las vías públicas, además de proseguir con el ensanchado y asfaltado de varias calles como la de José Antonio, Castillo y Bolea, mientras que en 1966, se renovaron las aceras y se pavimentaron las calles de los Condes de Paredes, Quevedo, Cervantes, Donoso Cortés, Calvo Sotelo y parte de Hernán Cortés, tal y como quedó constancia en el reportaje que realizó Jaime Belda Martínez. El fotógrafo, por encargo del Gobernador Civil de Albacete del momento recorrió todos los municipios de la provincia para dejar constancia de los avances en sus calles y plazas. Belda no recuerda con exactitud la fecha de su viaje a Villapalacios, pero tuvo que ser posterior a 1965. En la década de los setenta las obras continuaron, como la llevada de agua a todas las casas realizada en varias fases.

 

 

plaza mayor ...belda2... belda3
Tres de la fotografías que tomó Belda.

 

s Volver a temas