GHISTORIA DE VILLAPALACIOS
-,,t
TEMAS- /- ,PERSONAJES- /- ,DOCUMENTOS- /- ,IMÁGENES- /- ,ARTÍCULOS-,/- ,CRONOLOGÍA-,/- ,APUNTES- /- ,BLOG-, - ,,ENLACES-, - ,MAPA WEB

Historia de Villapalacios. Temas. El reloj del Ayuntamiento de 1950

 

 

s El reloj que corona el edificio del Ayuntamiento de Villapalacios es uno de los elementos de esta localidad que está más presente en la vida cotidiana de los paloteños. Encerrado en el cuarto del reloj del edificio consistorial desde hace más de medio siglo, pocas son las personas que lo han visto más allá del personal que trabaja en estas dependencias, pese a que todo del mundo lo escucha a diario marcar las horas (dos veces) y las medias horas. Y si el aire acompaña, el sonido de su campana se puede oír a kilómetros de distancia.

 

Fachada Ayuntamiento

Edificio del Ayuntamiento de Villapalacios con el reloj de Manufacturas Blasco de Roquetes (Tarragona) construido en 1950. Un resúmen de este capítulo ha sido publicado en el programa de Feria y Fiestas 2010 de Villapalacios.

 

El archivo municipal conserva un expediente en el que se guarda la documentación que se generó hace más de 50 años cuando los responsables municipales de entonces decidieron adquirir un reloj “moderno” para que marcara las horas y el paso del tiempo y que todos los pudieran ver y oír. Estos son los pormenores de la historia de cómo se adquirió este artilugio que hoy sigue funcionando y marcando el paso del día y de la noche de forma puntual.En el libro de Actas Municipales de los años 1949 y 1951 (páginas 68v. y 69) podemos leer como el consistorio formado por el alcalde Sisenando Pajares Resta y los concejales Jesús Quijano, José Antonio Quijano, Miguel Resta, Serafín Medina, Victoriano Montañés, Félix José Montañés, Edelmiro Pajares, Gregorio Resta y Amador Rodríguez se reunieron el día 31 de marzo de 1950 en el Salón de Actos del Ayuntamiento, como era costumbre, para celebrar la sesión ordinaria en la que, entre otros temas, se otorgó un presupuesto extraordinario para construir una Casa Cuartel para la Guardia Civil y comunicar la incorporación como Auxiliar Segundo de Hipólito Rodado Ribera y de Temporero a Jaime Pajares Hernández.

Tras estos acuerdos, el segundo teniente de alcalde Edelmiro Pajares se dirige al resto y les manifiesta “que seria de gran utilidad para todo el vecindario el que por este Ayuntamiento se conformara un reloj de la villa y que fuera instalado en el edificio del Ayuntamiento”.

Los concejales aceptan la proposición y facultan al alcalde para que “se dirija a varias casas constructoras de relojes solicitando precios y condiciones y si estas resultan posibles para la situación económica del Ayuntamiento aceptarlas y concertar la compra”.En la siguiente reunión del consistorio, el 30 de abril, tras explicar que la liquidación del presupuesto municipal de 1949 ha acabado con un superávit de 15.533,01 pesetas, el alcalde se dirige a los concejales para explicarles que ha contactado con varias casas constructoras de relojes para solicitar precios y condiciones. Para él la proposición más ventajosa es la que realiza Manufacturas Blasco una empresa ubicada en Roquetes, Tarragona.

Según expone el alcalde las condiciones son:

Dicha casa se compromete a instalar funcionando con regularidad, el 30 de agosto del año actual, un reloj monumental moderno, por el precio de treinta y cinco mil seiscientos cincuenta y cuatro pesetas, para pagar en diez anualidades de tres mil quinientos sesenta y cinco pts. cuarenta céntimos, por medio de letras aceptadas y empezando la primera con vencimiento al 30 de septiembre de mil novecientos cincuenta y uno y la misma cantidad en la misma fecha de años sucesivos hasta del año mil novecientos sesenta, que terminará el último pago; pudiéndose reservar el Ayuntamiento el derecho de liberar todas o parte de las letras que se acepten, en el momento que lo crea oportuno obligándose la casa constructora a aceptar el pago previo un descuento del 2,50% anual. (Archivo Municipal de Villapalacios. Libro de Actas Municipales, 1949-1951, páginas 69v.-71).

Por lo tanto en apenas cuatro meses la localidad podría disponer de un reloj que tendría un coste de 35.654 pesetas y que podrían pagar en 10 cómodas letras de 3.565 pesetas cada una durante los diez próximos años. Ese mismo día alcalde y concejales acuerdan otros temas como son: imprimir carteles anunciando la primera feria ganadera, subastar las aguas sobrantes de las fuentes públicas de la plaza del Caudillo (actual plaza Mayor) y calle de Calvo Sotelo (actual Calle del Ojeado). El acuerdo más importante, sin embargo, sería el cambio de 19 calles de la localidad, para que estuvieran más acorde con los tiempos que corrían (ver tema). Dicho y hecho. En apenas un mes, el 20 de mayo ya se ha firmado el contrato entre la empresa de relojes y el Ayuntamiento donde se detallan las obligaciones de las dos partes y las características del nuevo reloj. Este es el documento. En negrita aparecen las partes añadidas al documento tipo elaborado por la empresa para sus muchas ventas de entonces:


CONTRATO
D. José Blasco Bosch, Fabricante de Relojes, mayor de edad, con residencia y talleres en la ciudad de Roquetas (Tarragona), calle de la Unión nº 11, de una parte, y de otra D. Sisenando Pajares Resta, Alcalde-Presidente del Ayuntamiento de Villapalacios (Albacete)Han convenido el presente Contrato, con sujeción a las siguientes CLAUSULAS1º. El Sr. Blasco se compromete a tener instalado y funcionando con regularidad, el 30 de agosto de 1.950, un Reloj Monumental moderno, en la Casa Consistorial de la referida población si causas imprevistas y justificadas no lo impidiesen.2º. El reloj deberá ser: del núm. uno de mi tarifa y construcción, cuyas ruedas primeras de la sonería medirán 230 mm. De diámetro, y de las siguientes características: A) De treinta horas --- de cuerda, y su sonería de horas con repetición y las medias ---.b) Estará provisto de una esfera de 1,00 metros de diámetro (lente incluido) de hierro fundido y cristal de luna de una sola pieza de 1ª calidad con su numeración árabe y sus sesenta minutos, una y otro gravadas al ácido por su interior y decoradas en negro, fondo esmerilado y decorado en blanco (completa).c) Los Pesos, motores serán metálicos, por cuenta de la casa Blasco y estarán suspendido por medio de cable de acero.d) Detalles generales de la construcción del reloj: Su base estará formada por dos barras de perfil angular, unidas a dos piezas de fundición de forma apropiada y elegante, cuyo conjunto forman cuatro pies, los cuales, al igual que los dos frentes –también de función—estarán esmaltados en gris, con adornos y filetes amarillos. Todas sus ruedas –excepto las auxiliares de dar cuerda—serán de bronce de primera calidad, cruzadas en cinco brazos, correspondiendo del espesor de las principales a la décima parte de sus diámetros. Los piñones y los ejes serán de acero fundido. Los contactos de las palancas de tiro, los detenedores y todas las demás piezas sujetas a roce, serán convenientemente templadas. Los cojinetes de todos los ejes serán de bronce de primera calidad, fijados con tornillos. Los levantadores de la sonería serán rodillos de bronce fosforoso, montados sobre ejes de acero. Los cilindros para arrollar los cables serán de tubo sin soldadura. El escape será de clavijas con rueda de doble acero. La horquilla de impulso irá provista de graduador. La suspensión será de doble retención. El péndulo estará compuesto de varilla de abeto con disco pesado que sirve de compensador. Las ruedas, los ejes, las sierras y todas las palancas, estará cuidadosamente pulidos, y demás, las que lo requieren, llevarán un acabado vistosos de esmerilado que le dará excelente presentación. La marcha del Reloj, mientras sube el peso-motor del movimiento, estará sostenida por un resorte auxiliar, y una pequeña esfera colocada en el frente del Reloj, permitirá ponerlo a hora fácilmente por medio de una tuerca con alas movida a mano. Estará provisto de tensores para el tiro de los martillos, montados en bisagra y con tuercas de ajuste. Todos los engranajes –sin excepción alguna- será cortados a máquina. Todas las uniones serán a rosca, lo que facilitará desmontarlo parcial o totalmente sin entorpecimiento de ninguna clase, y sus ejes principales irán provistos de engrasadores con el fin de conseguir un conjunto durable y fácil de manipular. c). Para su sonería se instalarán un martillos, modernos giratorios, provistos de muelle vibratorio y montados en cojinetes de bronce, de 4,400 --- kgs. Peso maza neto.3ª El precio del Reloj, con cuantos accesorios se detallan en el presente Contrato, será de TREINTA Y CINCO MIL SEISCIENTAS CINCUENTA Y CUATRO (35.654) PESETAS, que el Ayuntamiento de Villapalacios pagara a D. José Blasco Bosch en diez plazos, por valor de TRES MIL QUINIENTAS SESENTA Y CINCO PESETAS, CUARENTA CENTIMOS, cada uno, en los días 30 de septiembre de los años 1.951, 1952, 1.953, 1.954, 1.955, 1.956, 1.957, 1.958, 1.959 y 1.960, por medio de lateras que aceptará el Sr. Alcalde, en representación del Ayuntamiento de Villapalacios.4ª. Cuantos derechos y gastos devengue y origine el presente contrato, así como los que en su día se produzcan por todos conceptos y con ocasión de la firma del mismo en que la venta queda consumada, serán de la exclusiva cuenta y cargo de la parte compradora.5ª. El pago del importe en las fechas estipuladas anteriormente, será precisamente den monedas de curso legal que al tiempo de su entrega no sufran en plaza descuento ni quebranto alguno; obligándose la aparte compradora a consignar el importe de los referidos plazos en el capítulo y sección correspondiente de sus futuros presupuestos.6ª. Las partes firmante del presente Contrato, se someten a la competencia del Juzgado de Tortosa, con expresa renuncia de otro fuero y jurisdicción. 7ª. La Casa Blasco garantiza la buena marcha y exacto funcionamiento del reloj durante el plazo de diez años, y se obliga a repararlo gratuitamente durante dicho tiempo, cuantas veces sea necesario, previo aviso de l Ayuntamiento. Siempre que la avería sea defecto del Reloj y no causada voluntaria o involuntariamente. 

ADICIONALES
1ª. El coste se entiende con todos los gastos de transporte hasta la estación del ferrocarril de Albacete pagados por el Sr. Blasco, como también su instalación y montaje completo, con excepción de los trabajos y menesteres de albañilería, carpintería, herrería, electricidad, y demás que fueran necesarios, al igual que la manutención del montador o montadores.   2ª. La Casa Blasco no cargará cantidad alguna en concepto de Embalajes, pero estos vendrá obligado el comprador a devolverlos, facturándolos con destino a la Estación de Tortosa y a la consignación de dicho Señor, en pequeña velocidad y bajo el epígrafe de “Embalajes vacíos” dentro de los cuatro días siguientes a aquel en que hayan sido desocupados, siendo el transporte ferroviario a cargo del vendedor.  3ª. Aun cuando de los géneros especificados en este Contrato paga los portes el vendedor, la mercancía viajará por cuenta y riesgo del comprador habiendo éste de reclamar, en caso de rotura o extravío, a la Compañía del Ferrocarril o a la Agencia transportadora. 4ª. Junto con el reloj y demás accesorios reseñados se servirá una campana de puro acero campanil de CIEN KILOGRAMOS de peso para sonar las horas con su repetición y las medias, cuya campana irá sujeta a una barra campanario convenientemente construida y en cuyo final llevará una veleta giratoria.5ª. El Ayuntamiento de Villapalacios se reserva el derecho de liberar todas o parte de las letras que tiene aceptadas en el momento que lo crea oportuno y por tanto el Sr. Blasco no puede negarse a tal liberación mediando, como es natural, un descuento previo del 2,50% anual.

Para que conste y a los efectos legales firmamos el presente por duplicado y a un solo efecto en Villapalacios a veinte de mayo de mil novecientos cincuenta.
Por acuerdo del Ayuntamiento                 Por la casa constructora
El alcalde                                                                  José Blasco
Resta

 

ff -----logo
Imagen que aparece en la cabecera de los impresos utilizados por la empresa constructora de relojes de Roquetes, Tarragona, y sello de la misma.


El 25 de mayo siguiente, la casa de relojes envía una carta al Ayuntamiento (lo hace el hijo del dueño, pues su padre continúa su periplo por toda España vendiendo relojes como ya veremos) en la se informa de las condiciones que tiene que tener el lugar donde se instalará el reloj.

Roquetas, 25 de mayo de 1950
Sr. Alcalde-Presidente del Ayuntamiento.
VILLAPALACIOSMuy Sr. Mió:
En esta fecha recibo carta de mi Sr. Padre, que continua realizando el viaje que estaba haciendo cuando tuvo del gusto de estar en ésa personalmente, y me comunica haber celebrado con el Iltre. Ayuntamiento de su digna presidencia, contrato para la instalación de un reloj público.
Siguiendo las instrucciones que me da mi Sr. Padre en su carta, adjunto le remito una hoja en la que van tres diseños de cómo podrían Vds. Hacer el frontis para la colocación de la esfera del reloj, para que puedan elegir del que más les guste, teniendo en cuenta que el frontispicio que construyan ha de tener todo el recio de la pared maestra, y en el centro de la parte superior del mismo han de dejar un agujero para sujetar la barra-campanario el cual debe de tener una profundidad de unos 50 centímetros.
Así mismo en el centro del citado frontis, han de dejar para poder colocar la esfera, un agujero de 91 centímetros De diámetro procurando que sea lo más redondo posible y teniendo en cuenta que la cara del frente quede bien lisa que es donde quedará el marco de hierro fundido que llevará la esfera.
 
Me es grato poner en su conocimiento que se activarán los trabajos de la fabricación del reloj y accesorios que hemos de servirles, para poder facturárselos todo cuanto antes, con el fin de que quede instalado en la fecha prevista.
Aprovecho esta oportunidad para ajuntarles las 10 letras debidamente extendidas con sus cantidades y vencimientos respectivos, con el ruego de que se sirva Vd. Aceptarlas con su muy honorable firma y sello de ese Ayuntamiento debajo de donde dice “ACEPTO FECHA CANTIDAD Y DOMICILIO – EL ALCALDE” y le agradeceré que una vez legalizados por VD. Se sirva devolverlas a esta su casa por correo certificado para que no puedan sufrir perdida, y al propio tiempo se sirva mandarnos una copia del Acta donde conste el acuerdo tomado por ese Ayuntamiento para la adquisición del reloj que nos ocupa y forma de pago.Al margen:
Entre tanto quedo pendiente de sus gratas noticias, muy gustosamente me reitero s.s.s.   q.e.s.m.

(Firma) XXX Blanco

A los pocos días, el 31 de mayo, el Ayuntamiento envía a la empresa de Roquetes las 10 letras aceptadas para el pago del reloj y la copia certificada del acuerdo tomado por la corporación para efectuar la compra.El 26 de julio, más de un mes antes de lo pactado, se envía el reloj ya hecho a Villapalacios. Pero no completo. La campana que ha de situarse en la parte más alta de la torre no está terminada. En la misiva se pide que antes de retirar nada de la estación de ferrocarriles de Albacete, adonde ha de llegar la mercancía y donde Villapalacios tendrá que ir a recogerla, que se examine bien. En caso de que algo llegue en mal estado, afirman, se ha de reclamar a la compañía de los ferrocarriles para que les abonen los desperfectos. En una semana la compañía relojera se compromete a enviar todo lo que falta. La carta dice así:  

Roquetas, 26 de julio de 1.950
Sr. Alcalde-Presidente del Ayuntamiento
VILLAPALACIOS
Muy Sr. mio:Adjunto le acompaño el talón f.c. p.v. nº 5969 con portes pagados y destino de la estación de Albacete, que ampara mi envío del reloj, esfera, accesorios y pesos adquiridos por el Ayuntamiento de su digna presidencia a esta su casa.No teniendo todavía terminada la campana que he de serviles, he procedido al envío del reloj y demás accesorios, a excepción de la referida campana, barra-campanario y martillo, con el fin de ganar tiempo en el transporte, y tan pronto tenga dispuesta la campana y acoplado el martillo y su barra-campanario, seguidamente se lo facturaré en gran velocidad, y así todo vendrá a llegar al mismo tiempo, para poder proceder a la instalación en la fecha prevista.

Encarézcole en gran manera que antes de retirar nada de la estación se aseguren de que todo llega en perfectas condiciones, pero de una manera muy particular que examine que las esfera no haya sufrido rotura durante el transporte, ya que en este caso, antes de retirarla de la estación deberían hacer Vds. La oportuna reclamación a la Compañía del Ferrocarril para que les abonase su importe, pues de no hacerlo así serian Vds. Quienes tendrían que cargar con el daño y perjuicio que ellos les reportaría, lo cual sería muy lamentable.

Espero haberles complacido y en la confianza de que a últimos de la próxima semana ya les podré remitir la campana, barra-campanario y siempre affmo. y s.s.
q. e. s. m.
Firma: Blasco

El 10 de agosto José Blasco se dirige al alcalde de Villapalacios para confirmar que ya ha enviado los accesorios que faltaban para completar la entrega: campana, barra-campanario y martillo. Según se indica en esta carta la campana pesa 108 kilogramos, pero con el fin de poder enviarla sin problemas se ha hecho constar que sólo pesa 99 pues solo se admitían bultos de 100 kilos. El dueño de la empresa ruega que al retirar todos los bultos se le avise con la intención de que él mismo ordene al montador a que se desplace a Villapalacios para proceder a su instalación. Ese mismo día se adjunta un documento con más detalles de la nueva máquina:
* Reloj nº 1 de mi tarifa y construcción, tocando las horas con repetición y las medias y con funcionamiento de cuerda para 30 horas, cuyas ruedas imperiales miden 230 m/m. de diámetro, provisto de transmisión vertical y vertelo acoplado.
* Una esfera de cristal de luna de 1ª calidad provista de su correspondiente marco de hierro de fundición de 1’00 mts. de diámetro, con su numeración árabe y 60 minutos grabados al ácido por su interior y pintados en negro, fondo esmerilado y pintado en blanco e incluida su minutería y juego de saetas perfectamente equilibradas.
* Una campana de acero de 108 kgs.de peso neto
* Una barra-campanario con veleta giratoria en su final, para sostener la anterior campana
* Un martillo nº 6 de 4,400 kgs. de peso mazo neto.
* Dos escuadras nº 1 para el reenvío del tiro del martillo
* 12 y 18 mts. de cable de acero galvanizado de 5 m/m. de grueso.
* Un peso de 30 kgs. Para el movimiento y otro de 60 kgs. Para la sonería. 
* Una polea de polispatar a dos cordones de 15 ctms.
* Cuatro poleas de desvío de 12 tms. Montadas sobre ejes lisos
* Un engrane vertical de dos ruedas de 60 m/m. con rodillera acoplada
* Dos engranes ordinarios de dos ruedas de 60 m/m. en previsión de que puedan hacer falta, los cuales en caso de no utilizarse habrán de devolverse
* 8 mts. de varilla para la transmisión y 8 mets. de alambre
Suponemos que el montaje fue sin incidentes, pero a los pocos días, el 1 de septiembre, Francisco Tafalla firma una carta desde Manufacturas Blasco en respuesta a otra del Ayuntamiento de Villpalacios de apenas dos días antes (29 de agosto) en la que se habla de ciertos problemas.

1 de septiembre de 1961
Sr. Alcalde. Presidente del Ayuntamiento
Muy Sr. Mío
En mi poder la suya del 29 de agosto, que seguidamente paso a cumplimentar para significarle que lo que indica ocurre al reloj público, es que cuando colocaron el nuevo cable, no debieron tener en cuenta las señales que hay en la rueda del cilindro, las cuales han de coincidir con las que hay en el piñón que trabaja con la misma.
Asi que me permito incluirle las instrucciones necesarias para subsanar la anomalía que Vds. observan, asi como los croquis necesarios para mayor aclaración, lo cual espero interpretarán debidamente.

Confiando haberle complacido. Atentamente me repito s.s.s.q.e.s.m.
Manufacturas Blasco
Francisco Tafalla

INSTRUCCIONES:
En primer lugar dejar que la pesa de la sonería se apoye en el suelo, después quitar los 4 tornillos de los soportes del cilindro (2 delante y 2 detrás) para cambiar los dientes de la rueda con los del piñón.
En la parte trasera de la rueda del cilindro verán dos dientes señalados con unos puntos los cuales deben coincidir con los del piñón que trabaja con la referida rueda, tal como señalo en el croquis adjunto.
En caso de que no vienes las señales de los dientes, igualmente pueden girar 3 ó 4 dientes en la dirección que señala la flecha encarnada, hasta que uno cualquiera de los 10 pivotes de la rueda, se separe uno o dos centímetros de la palanca cuando ésta se halla en posición normal o sea el martillo junto al borde de la campana

 

Una información que acompañaron con estos esquemas que reproducimos.

fff ggg


Pero la historia de este reloj no acaba aquí. A finales de 1980, tras construirse un nuevo edificio para el Ayuntamiento, hubo que recolocar la puntual máquina en un nuevo espacio. Según se hace constar en la carta que se envía a la misma Manufacturas Blasco que treinta años antes lo había instalado, el reloj había funcionado "perfectamente desde su instalación". Ahora, en su nueva ubicación se tenía que instalar sin sus pesas para evitar tener que construir un departamento para las mismas. En la carta se enumeran las peticiones del Ayuntamiento de entonces:
1.- Si el reloj que tenemos puede suprimirse las pesas
2.- Si hay que colocar una nueva esfera, con las medidas de la anterior -1 metro de diámetro-
3.- Si hubiera que colocar algún motor eléctrico
4.- Precio que todo esto puede suponer, una vez acoplado e instalado
5.- Si la campana se sustituye actualmente por algún otro sistema

Y concluye: "En fin creo que captaron Vds. nuestros propósitos, es decir el aprovechar el actual reloj y acomodarlo a la nueva instalación del edificio, por lo que le agradeceré su opinión más acertada para este servicio del reloj público. Pendiente de sus noticias, le saludamos muy atte".

Seguro que lo captaron. No conocemos la respuesta desde Roquetes, pero la verdad es que el reloj siguió marcando las horas pero sin pesas. Y que dure muchos años.


Esta es su imagen actual.

fff

 

gg EL APUNTE:

La empresa Manufacturas Blasco de Roquetes, Tarragona, fabricó varios modelos de relojes públicos conocidos como Blasco 1, Blasco 2, etcétera, según su tamaño (el de Villapalacios es 1), tal y como menciona el contrato firmado en 1950: "El reloj deberá ser del núm. uno de mi tarifa y construcción".En un principio los relojes fueron de cuerda manual, más tarde, Francisco Tafalla, el encargado de la empresa, ideó un mecanismo que sustituyendo la rueda imperial de la marcha y acoplando un juego de piñones que aguantaban una pequeña pesa de unos 2,5 Kilogramos hacían funcionar el reloj sin darle cuerda, este sistema de piñones cargaba la pesa hacia arriba para que funcionara el reloj a traves de los toques horarios y la cuerda de la soneria se cargaba mediante un motor que se accionaba atraves de la rueda de horas. A esto se le llamo remontaje eléctrico. Esta empresa hace algunos años que dejo de existir, pero esos relojes se reparan sin ninguna dificultad. En Albacete, la encargada de repararlos es (o era) relojería Valverde, tal y como se aprecia en la parte inferior derecha del reloj de Villapalacios.

Entre los muchos relojes de estan empresa catalana que se conservan repartidos por los ayuntamientos, iglesias e incluso catedrales de toda la geográfia española, algunos funcionando como el de Villapalacios, otros en museos o bibliotecas y otros, inmóviles acumulando polvo están: el de la parroquia de Sant Llorenç Màrtir de Alberic, la parroquia de la Purísima Concepción de Benagéber, la parroquia de Sant Bertomeu de Alfara del Patriarca, la de San Sebastián de Losa del Obispo, el Campanar de la Vila de Castelló de la Plana de 1940, el de la parroquia de San Andrés de Almoradí de 1960, el de Sant Bertomeu de Benicarló, construido en 1960, el de la parroquia de la Asunción de Nostra Senyora de Portell de Morella, todos en la Comunidad Valenciana, pero también el de el Prioral de Sant Pere, de Reus, construido como el de Villapalacios en 1950, el del ayuntamiento de Dehesas de Gaudix, Granada, de 1952, o el de la catedral de Santa Maria de Calahorra (La Rioja), construido en 1960, el de la parroquia de San Marín de Callosa de Segura de 1967, el de la catedral de Santa Maria la Major de Eivissa, Baleares, que tiene fecha de 1966, el de la iglesia de Nuestra Señora del Socorro, en Casabermeja, en Málaga, el que se expone actualmente en la biblioteca pública de Llançà, Girona, el de la torre del reloj de Ayerbe, Huesca, el que hasta hace muy poco estaba en el edificio Tárraga de Cartagena, o en la otra punta de España, el del Concello de Valdoviño, en Galicia, que por cierto costó el doble que el de Villapalacios (69.600 pesetas) en 1969, entre otros muchos.

 

 

 

gg Volver a Temas