Historia de Villapalacios. Documentos.
Según el 'Catálogo de Monumentos' de Amador de los Ríos (1844 y 1912)

 

 

 

s José Amador de los Ríos y Serrano fue un hombre polifacético que cultivó gran número de actividades y aficiones. Destacó como historiador de la literatura hispánica antigua, crítico literario y por ser uno de los pioneros de la arqueología española.

Desde 1848 fue catedrático de Literatura de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Central de Madrid. Ese mismo año publica Estudios históricos, políticos y literarios sobre los judíos de España, que se tradujo a varios idiomas. Académico de la Real Academia de la Historia participó activamente en la Comisión de Antigüedades. Cuando fue nombrado Secretario de la Comisión Central de Monumentos publicó la mayoría de los 46 extensos volúmenes sobre los monumentos de cada una de las provincias, dejando alguno sin publicar, como es el caso de Albacete. Doctor en literatura desde 1850, fue nombrado decano de la Universidad Central en 1857, lo que aprovechó para realizar algunos viajes por archivos y bibliotecas nacionales y extranjeras. Fue elegido vicerrector en 1867 y rector en 1868. También fue Inspector General de Instrucción Pública entre 1856 y 1861. En 1859 entró a formar parte de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando con un discurso De la arquitectura mudéjar, en que se emplea por vez primera el término mudéjar para clasificar un tipo de arte que ya apuntaba en su Toledo pintoresca (1845).

 

amador José Amador de los Ríos y Serrano (Baena, 1818 - Sevilla, 1878)

 

 

En 1859 encabezó el proceso que llevó al retorno del tesoro visigodo de Guarrazar (Toledo), vendido a Francia sin permiso del Estado español. Mandó excavar en el lugar del hallazgo y publicó El arte latino-bizantino en España y las coronas visigodas de Guarrazar: Ensayo histórico crítico (Madrid 1861). Con Pedro de Madrazo identificó el nombre del monarca visigodo Suintila en una de las coronas.

Miembro de la Unión Liberal, participó en la política activa ocupando los cargos de diputado a Cortes por Almería en 1863.

En 1868 fue elegido director del Museo Arqueológico Nacional, organismo que fue creado el año anterior en parte por su iniciativa. Fue destituido a finales de año a causa de la revolución de 1868.

Para ver una biografía y bibliografía completa consultar: http://www.arqueomurcia.com/revista/n2/pdfs/rodrigoamador.pdf

En el año 1889 publicó el volumen España: sus monumentos y artes. Murcia y Albacete, y en 1912 elabora un nuevo manuscrito sobre la provincia de Albacete que ha permanecido más de 90 años depositado en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas sin publicar y que ahora ve la luz. La importancia de este nuevo trabajo radica en que recoge la descripción y fotografías de edificios a principios del siglo XX hoy desaparecidos y, por tanto, desconocidos para muchos. En el caso de Villapalacios no hay fotografías. Recientemente el CSIC ha volcado a internet todo el trabajo, con lo que lo ha hecho accesible a todos.

 

Catálogo de los Monumentos Históricos y Artísticos de la Provincia de Albacete (1912)
Edición facsimil del manuscrito original de 1912 en tres volúmenes, en edición e introducción de Vicente P. Carrión Iñiguez y José Sánchez Ferrer. Instituto de Estudios Albacetenses, Albacete 2005. Volumen II, páginas 936 a 938.


TRANSCRIPCIÓN:

Villapalacios, tenía 1.520 habitantes de hecho y 1.580 de derecho en 1897; aparece en el centro de un valle, rodeado de montes de encina, á la parte occidental de Alcaraz, conservando restos de un castillo. Su Iglesia Parroquial, que de San Sebastián, como la de Vianos, lleva título, es del mismo tiempo que ésta, aunque de mayores dimensiones, diciendo la nota de 1844 á esta villa corresponde: “A veinte pasos del pueblo, y por la parte de Mediodía, existe un castillo denominado de Villapalacios, muy derrotado, con un torreón redondo”.- “Hay una Iglesia, y una hermita, la de San Cristóbal, fuera del pueblo; la primera tiene 46 varas de latitud y 10 de longitud (sic), y la segunda 22 de latitud y 10 de longitud (sic); sus plantas son cuadradas, y lo mismo sus cabezas. “La Iglesia tiene coro abierto á los pies de ella, y la hermita no lo tiene”. “La parroquia es de silleria, y está sostenida por pilares, tiene una nabe (sic), y la vobeda (sic) de la Capilla Mayor; en lo exterior, hay una estatua de Yeso que representa a San Sebastián, patrón de la iglesia, y tiene una vara de altura”. “Hay una Torre en la parte baja, con su escalera interior, y cubierta de un simple tejado.

 

s COMENTARIO:
El texto recogido por Amador de los Ríos en su manuscrito es breve pero aporta algunos datos de interés como son el número de habitantes en 1897: 1.520 de hecho y 1.580 de derecho. Menciona que Villapalacios conserva en esta fecha restos de un castillo que cita como “muy derrotado, con un torreón redondo”.
También cita que la localidad tiene una iglesia, la de San Sebastián, y una ermita, la de San Cristóbal, por lo que no quedaban noticias de las anteriores ermitas en este momento. Proporciona las medidas de la iglesia de San Sebastián: 46 varas por 10, y de la ermita: 22 por 10. Realiza una pequeña descripción de la iglesia: coro a los pies, de sillería, y de una sola nave. Habla de la bóveda de la capilla mayor. Y destaca la imagen de San Sebastian de la puerta, que afirma que es de yeso y de una vara de altura, y que podemos ver en la fotografía de abajo realizada durante la procesión del 14 de septiembre de 1905. También menciona la torre y su escalera interior. No menciona nada del retablo ni de nada de su interior que le llamara la atención.

 

sansebastian

Imagen de la fachada de la Iglesia de Villapalacios, desaparecida en la actualidad. Según el texto era "de yeso que representa a San Sebastián, patrón de la iglesia, y tiene una vara de altura". En 1905, fecha de la fotografía, seguía en la fachada.

 

 

s Volver a documentos