Esta página es fruto de muchas horas de trabajo. Su contenido está protegido por la Ley de Propiedad Intelectual.
Si quieres usar esta información cítala correctamente, según las normas de publicación. Y si lo que quieres es utilizar alguna de las fotografías, contacta con el autor en: villapalacios@historiadevillapalacios.es

 

 

Historia de Villapalacios. Documentos.
La iglesia de Villapalacios: un lugar para dormir y vender trigo y vino en el siglo XVIII.
Bartolomé Garcia Navarro se refugió en el templo más de dos años tras matar a una persona “durmiendo con su mujer como si fuera su casa”


11 de julio de 2021. Por José Ángel Montañés Bermúdez

 

 

iglesia

Vista exterior de la iglesia de San Sebastián, el impresionante edificio gótico del siglo XV que preside la Plaza Mayor de Villapalacios (Albacete) junto con el Ayuntamiento de finales del XX, al fondo. / FOTO DE JOSÉ ÁNGEL MONTAÑÉS

 

s La historia de Villapalacios está llena de episodios, digamos que, curiosos, pero que en el momento en el que pasaron tuvieron que causar un gran malestar en la población. Uno de ellos ocurrió hace más de 300 años, a comienzos del siglo XVIII, cuando en diciembre de 1710 las autoridades eclesiásticas de Alcaraz tuvieron noticia de que una persona llevaba más de dos años viviendo y durmiendo en un cuarto situado encima de la sacristía de la iglesia de San Sebastián. Se había refugiado allí “desde que sucedió la desgracia de matar a un hombre”, o “a causa de la muerte que hizo”, huyendo de la justicia.

Pero eso no era todo: la mujer de BARTOLOMÉ GARCÍA NAVARRO, el protagonista de esta historia comía y dormía con él en el cuarto donde tenían “la cama y el menaje de casa, como si habitara en ella”. El colmo era que el hombre, sin abandonar la iglesia, vendía grano, vino, carne y sal por lo que el lugar sagrado era un continuo trajín de caballos cargados de estos materiales que llegaban a la puerta del templo de mano de uno de sus mozos, provocando las idas y venidas de personas del pueblo que acudían a adquirir estos productos como si se tratara de un mercado en el centro del pueblo, contraviniendo además las obligaciones del abastecimiento reglado de la localidad.

Sabemos estos hechos por un documento que se conserva en el Archivo Diocesano de Albacete, en la documentación de la vicaría de Alcaraz, que lleva el ilustrativo título: Petición para sacar de su alojamiento a sagrado a Bartolomé Navarro por su conducta deshonesta en la iglesia. (1).

 

 

exerior

Fachada de la iglesia de San Sebastián de Villapalacios antes de la última restauración llevada a cabo en el templo. Se puede ver la ventana que daba luz a la antigua capilla del bautismo (a la izquierda) y la antigua sacristía con dos ventanas y la puerta que daba acceso a la plaza. Quizá la ventana de arriba, la que estaba pegada al tejado, era la que daría luz a un cuarto superior, el mismo en el que vivió Bartolomé García entre 1708 y 1710. A la derecha, edificio anterior del Ayuntamiento y la fuente que sustituyó a partir de 1974 al antiguo pilón en mitad de la plaza.

 

Tras la sorpresa del visitador eclesiástico, el 5 de diciembre de 1710 se interroga a varios testigos para reunir la información necesaria con la intención de que “delitos tan enormes se castiguen con la imposición de las penas y evite el escándalo que de estos excesos se han ocasionado”.

Para la iglesia era inamisible que todos estos tratos se hicieran “teniendo a todas horas, así de día como de noche, abiertas las puertas de dicha iglesia parroquial”, por lo que “la que es casa de oración la tiene hecha de contratación”, escribían, creando un bonito pareado.

Declararon ante el notario eclesiástico Francisco Ramirez, vecino de la villa y sacristán, que dijo que veía a la mujer de Bartolomé entrar y salir a todas horas y que él ocupaba toda la iglesia y salía hasta la puerta. También había visto al mozo llevarle los productos y a la “tabernera” ir con “su pellejo” a comprarle el vino.

 

vvnnv1710

Las tres primeras páginas del documento que contiene esta historia relacionada con la iglesia de San Sebastián de Villapalacios en el siglo XVIII. / ARCHIVO DIOCESANO DE ALBACETE

 

Por su parte, Alonso Velasco Morillo (párroco de Villapalacios entre el 4 de diciembre de 1707 y el 23 de enero de 1716) en su declaración precisó que residía en ese cuarto desde el 4 de agosto de 1708, por lo que llevaba ya 29 meses viviendo en el interior del edificio. Velasco aseguró que había intentado que García se marchara, pero éste le había dicho que “el señor vicario de Alcaraz no podía echarle de la iglesia y que si lo hacía daría cuenta ante lo señores del concejo y le defenderían”. También aseguró que había mandado hacer “nueva cerradura y llave para la puerta principal”, pero que, “por su natural soberbia prosiguió en sus tratos y contratos teniendo todo lo necesario para su vivir y libertad como si fuese casa particular y de contratación”. El sacerdote también aseguró que durante este tiempo lo había visto salir “del sagrado suelo”.

Por último, Andrés de Calabria, presbítero de la villa, declaró el día 6 de diciembre, corroborando lo dicho por los dos anteriores testigos y añadió: “sabe que con la continuación de tiempo en dicha iglesia tiene en ella su cama y demás menaje de casa necesario como si habitara en casa propia con toda libertad, estando en dicha iglesia y tratando y contratando públicamente con todos”.  Calabria dijo que había visto “vender vino al dicho Bartolomé García Navarro a cualquier persona que ha ido por ello”. Y también “entrar y sacar granos en dicha iglesia descargando las cabalgaduras y cargándolas en las puertas de ellas”. Lo peor para él es que Bartolomé y su mujer “no guardaban en nada el repudio y sagrado de dicha iglesia saliendo muchas veces el dicho Bartolomé García Navarro a la misma puerta principal de dicha iglesia y alguna vez en la plaza”.

El conocimiento de estos hechos nos lleva a preguntarnos varias cosas. Entre ellas:

- Cómo era ese cuarto sobre la sacristía con capacidad para poder comer, dormir y vivir a Bartolomé García (y a su mujer) durante todo ese tiempo?

- ¿Qué reflejo tuvieron estos hechos en la documentación civil?

- Y, sobre todo, ¿Cómo acabó esta historia?

La actualizaremos si tenemos más información.

 

 

 

 

s BIBLIOGRAFIA:

(1). Petición para sacar de su alojamiento a sagrado a Bartolomé Navarro por su conducta deshonesta en la iglesia. Archivo Diocesano de Albacete. Vicaria de Alcaraz. Caja 3149-2038.

 

 

 



 


a
Volver a documentos