Historia de Villapalacios. Documentos. La "Causa General" en Villapalacios de 1941

 

 


fff La "Causa General instruida por el Ministerio Fiscal sobre la dominación roja en España", conocida como la "Causa General", fue un proceso de investigación impulsado por el ministro de Justicia Eduardo Aunós tras la Guerra Civil. Nacida por el decreto del 26 de abril de 1940, tenía como fin "instruir los hechos delictivos cometidos en todo el territorio nacional durante la dominación roja", según explica la primera edición de 1943, en una nota explicativa:

"La Causa general... atribuye al Ministerio fiscal, subordinado al Ministerio de Justicia, la honrosa y delicada misión de fijar, mediante un proceso informativo fiel y veraz para conocimiento de los poderes públicos y en interés de la historia, el sentido, alcance y manifestaciones más destacadas de la actividad criminal de las fuerzas subversivas que en 1936 atentaron abiertamente contra la existencia y los valores esenciales de la Patria, salvada en último extremo, y providencialmente, por el Movimiento Liberador".

 

casua
Portada de la edición de 1943 de la "Causa General".

 

Para el régimen "la actividad criminal de las fuerzas subversivas", no nos confundamos, es la de la Segunda República legalmente constituida desde 1931 y el "movimiento liberador" el de las tropas sublevadas contra el gobierno republicano. La Causa General, a modo de gran sumario, recopiló información sobre hechos ocurridos durante la contienda en la zona republicana, fueran de individuos normales o de representantes municipales, fuerzas armadas, sindicatos o partidos políticos. La información serviría para acusar y abrir innumerables procesos judiciales del aparato represor que acabaría con miles de españoles en la cárcel, y, además, fue utilizado para legitimar la sublevación del 18 de julio de 1936 que acabó con el gobierno republicano, sobre todo en un momento en el que el régimen de Franco sufría un acoso internacional (las potencias aliadas lo condenaron en la conferencia de Postdam de 1945 y en febrero de 1946 la ONU ventaba el ingreso de España). En vigor hasta los años sesenta del siglo XX, Franco promulgó una ley en 1969 por la que prescribían los delitos cometidos con anterioridad al 1 de abril de 1939.

Toda la documentación que recopiló el Fiscal Jefe de la Causa General fue traspasada al Ministerio de Justicia en 1954. En septiembre de 1980 fueron depositadas en el Archivo Histórico Nacional de España, con sede en Madrid, unas 4.000 cajas que contenían esta abundante documentación. Por fin, en abril de 2011, toda la información fue depositada en el Centro Documental de la Memoria Histórica de Salamanca. No todos los historiadores se han puesto de acuerdo en la validez de esta fuente para conocer nuestro pasado y aconsejan cotejar los nombres que proporciona y los hechos con otras fuentes como los libros de defunción, expedientes de responsabilidad política, relación de presos en las cárceles, consejos de guerra o incluso la relación de cartas entre los penales y los ayuntamientos sobre los presos encarcelados.

Tras la digitalización de las fichas descriptivas, que se pueden consultar en el Portal de Archivos Españoles (PARES), hemos conocido la documentación generada para la Causa General con respecto a Villapalacios en marzo de 1941. Esta es la imagen del breve, pero importante expediente, que se conserva en Madrid de la conocida como la Principal, la pieza primera y la más copiosa de las 11 en la que está dividida la Causa General:


causa general1----- causa 2 __ causa 3 ---

causa 4 -----causa 5 ---- causa 6

causa 7 --- causa 8

 

a TRANSCRIPCIÓN:

Causa General de Albacete. Pieza Principal. Ramo nº 80
Pueblo: Villapalacios
Partido Judicial: Alcaraz

ESTADO NUMERO 1
- Relación de personas residentes en este término municipal, que durante la dominación roja fueron muertas violentamente o desaparecieron y se cree fueran asesinadas:
Nombre y apellidos de la víctima: Pedro Antonio Castillo Martínez.
Años de edad: 51
Profesión: Cura párroco
Filiación política y cargos públicos que había desempeñado: Ninguna
Fecha de su muerte o desaparición: 2-9-936
Si fue encontrado su cadáver, en qué sitio y clase de heridas que presentaba: Próximo a la carretera general de Albacete a Jaén, en término de Alcaraz, desconociendo las heridas que presentaba.
Fue inscrito su defunción en el Registro Civil: Se ignora
Personas sospechosas de participación en el crimen. Sus nombres y apellidos y paradero actual: Miguel Yánez. Ejecutado. Otros cuatro individuos que se desconocen los nombres y paradero.

Villapalacios, 29 de marzo de mil novecientos cuarenta y uno
El Alcalde: Pedro J. Hinarejos
El secretario: J. Navarro


ESTADO NÚMERO 2
Relación de cadáveres recogidos en este término municipal, de personas no reconocidas como residentes en él, que sufrieron muerte violenta durante la dominación roja.
Ninguna

Villapalacios, 29 de marzo de mil novecientos cuarenta y uno
El Alcalde: Pedro J. Hinarejos
El secretario: J. Navarro

 

ESTADO NÚMERO 3
Relación de tormentos, torturas, incendios de edificios, saqueos, destrucciones de iglesias y objetos de culto, profanaciones y otros hechos delictivos que por sus circunstancias por la alarma o el terror que produjeron deben considerarse como graves, con exclusión de los asesinatos, que fueron cometidos en este término municipales durante la dominación roja.

Fecha en el que se comedio el delito: 1-9-936
Sucinta relación del hecho delictivo: Fue saqueada la iglesia parroquial en su totalidad, destruyendo altares y retablos e incendiando imágenes y ropas, objetos de culto y parte del archivo parroquial.
Nombre y domicilio el perjudicado: El clero
Personas sospechosas de participación en el delito. Sus nombres y apellidos y su paradero actual: Florencio Losa Gallardo, Villapalacios. Martín Cuenca Losa. Detenido, Juan Gutiérrez Herreros. Detenido, Miguel Yáñez. Ejecutado. Y otros varios que en su mayoría se encuentran detenidos.

Villapalacios, 29 de marzo de mil novecientos cuarenta y uno
El Alcalde: Pedro J. Hinarejos
El secretario: J. Navarro

 

CARTA AÑADIDA AL EXPEDIENTE:

Ayuntamiento Nacional de Villapalacios (Albacete)
Negociado V. Número 374

Tengo el honor e acusar a V. S. recibo de la comunicación
de fecha 10 del actual dando órdenes de que no se permita
practicar exhumaciones de cadáveres sin el oportuno
permiso de su autoridad.

Dios guarde a V.S. m. a.
Por Dios, España y su Revolución Nacional-sindicalista

Villapalacios 20 de septiembre de 1942
El Alcalde Pedro H. Hinarejos

SR. Fiscal Instructor de la Causa General Albacete



a COMENTARIO:

El único incidente que se recoge en la Causa General con respecto a Villapalacios es el relativo al asesinato del cura párroco Pedro Antonio Castillo Martínez y el saqueo y quema de parte del interior de la iglesia de San Sebastián. Dos hechos conocidos y recordados por todos los de más edad de la localidad.

Según parece, ya que no hemos podido encontrar fuentes documentales, el 24 de julio de 1936, a los pocos días de estallar la guerra civil, llegaron al pueblo un grupo de milicianos procedentes de la provincia de Jaén que sembraron el pánico entre el vecindario y retuvieron a varias personas, entre las que se encontraba Castillo Martínez. Este cura, nacido en el Salobre el 19 de enero de 1885, uno de los tres hermanos del matrimonio formado por Campanio Bonifacio Castillo y Simona Martínez, llevaba 12 años en el cargo ya que había tomado posesión de la parroquia de San Sebastián el 21 de abril de 1924.

La acción de los vecinos impidió que la cosa llegara a más y el cura del Castillo fue puesto en libertad a las dos horas de estar retenido. Tras estos hechos decidió refugiarse en casa de unos familiares en el cortijo situado en la zona del Fuente del Espino. El 1 de septiembre llegó a este lugar un vehículo con milicianos (procedentes, al parecer de Alicante), que lo detuvieron y lo llevaron hacia la vecina ciudad de Alcaraz. Al día siguiente fue asesinado, según todo el mundo asegura en Villapalacios y recoge la documentación que nos ocupa, en la carretera nacional de Albacete a Jaén, cerca de las proximidades del Santuario de Cortes. Ese mismo día también fue asesinado el párroco de Viveros, Gabino Duro Gallardo, que había sido detenido aquel mismo día en su casa rectoral.

No sabemos con certeza, pero lo recogemos aquí, la versión que asegura que el cura Gabino Duro no falleció en el primer intento y que los milicianos volvieron a rematarlo. Tampoco que hubieran mandado preparar los ataúdes de ambos antes de acabar con ellos. Los acusados de estos hechos, según consta en el expediente, fueron Miguel Yáñez y cuatro individuos más. En la fecha que se redactó el documento, 20 de septiembre de 1942, Yáñez había sido ejecutado y de los otros cuatro no se cita nombre ni paradero alguno.

Según la Causa General la quema de imágenes y los actos que afectaron a la iglesia coinciden con los de la muerte del párroco (los dos se realizaron el 1 de septiembre por las mismas personas). Según recuerdan muchos vecinos, los milicianos que llegaron desde Alicante hicieron una hoguera en la plaza donde quemaron el retablo del altar y algunas de las tallas que habían decorado el interior del templo (que se pueden ver en la imagen realizada por Jaime Belda Saller). También se cuenta que en el "pozo" que había debajo del coro, a los pies de la iglesia (y donde se habían enterrado hasta el siglo XIX los pobres de la localidad que no podían pagar su enterramiento), fueron arrojados algunas de las joyas que lucía una de las vírgenes. Una vez acabado el conflicto bélico, la persona o personas que las habían arrojado, siempre según fuentes orales, fueron obligadas a bajar a dicho pozo para recuperar lo que se había tirado tres años antes. Según quedó recogido en la Causa General, los responsables de esta destrucción fueron: Florencio Losa Gallardo, Martín Cuenca Losa, y Juan Gutiérrez Herreros, que estaban detenidos y Miguel Yáñez, el mismo al que se le acusó de la muerte del párroco, y que como se asegura había sido ejecutado. El texto explica que participaron otros, que en su mayoría "se encuentran detenidos", pero no se menciona sus nombres. En cuanto a los fondos destruidos del archivo parroquial que menciona la Causa General no tenemos conocimiento de qué libros se trataban (1). La serie completa de actas capitulares de bautismo, defunciones y matrimonios está depositada en el Archivo Diocesano de Albacete, por lo que posiblemente se refiera a otra clase de documentación entre los que podría estar los libros de fábrica de la iglesia de San Sebastián.

(1) Según Miguel González López, cura de la localidad entre 1956 y 1994, Pedro Antonio Castillo se llevó, cuando huyó a refugiarse al cortijo de sus familiares en Fuente el Espino, los libros de bautismos en curso. Tras ser asesinado en septiembre del 36, sus familiares lo destruyeron, por considerar que los comprometía. Años más tarde, y siendo ya cura, Miguel González rehizo lo perdido y compuso un nuevo libro.

 

 

saqueo

Una de las imágenes más conocidas de los estragos que la guerra civil ocasionó en el patrimonio religioso de toda España, pero que NO PERTENECE A VILLAPALACIOS. En ella cinco milicianos --que luego fueron 'apuntados' con un número, seguramente para ser reconocidos--, en las puertas de un templo, vestidos como si fueran religiosos y apuntando con sus armas alas figuras. Desconocemos más datos sobre la misma.

 

 


a BIBLIOGRAFÍA:

- Carrión Iñiguez, José Deogracias; La persecución religiosa en la provincia de Albacete durante la Guerra Civil (1936-1939). Instituto de Estudios Albacetenses. Serie I, Estudios - Número 152, Albacete, 2004.

- Ortiz Heras, Manuel (coord.); España Franquista. Causa General y Actitudes Sociales ante la Dictadura. Colección Estudios. Servicio de Publicaciones de la Universidad de Castilla la Mancha, 1993.

- Requena Gallego, Manuel (coord.); Castilla la Mancha en el Franquismo. Biblioteca Añil, Ciudad Real, 2003.




a
Volver a documentos