Historia de Villapalacios. Temas.
Peste, viruela, cólera, gripe española, paludismo, sarampión
y coqueluche en Villapalacios, antes del coronavirus

 

22 de abril de 2020. Por José Ángel Montañés Bermúdez

 

ffffffff Ver también:
Votos de Villapalacios para acabar con la langosta y las 'pestilencias' en el siglo XVI
Más de cien muertos en Villapalacios por cólera en 1854 y 1855
Construcción del cementerio de Villapalacios en 1862

 

 

breuguel

El triunfo de la muerte, de Pieter Brueghel el Viejo, 1562 (Museo del Prado).

 

 

ffffffff Alfonso Montañés Gallego, de 13 años, escribía el 2 de marzo de 1938, en plena guerra civil española, en su cuaderno escolar:

 

Hoy día dos de marzo se procede a la apertura de las clases en las escuelas nacionales de esta localidad y pedanía.

La epidemia ha sido muy intensa y casi todos los niños que no la habíamos pasado hemos padecido el sarampión y ha habido bastantes defunciones de niños pequeños principalmente
y algunos ya mayores.

Pero los casos graves han sido muchos teniendo la suerte de que ningún niño ni niña matriculos en esta escuela haya muerto y ahora se reanudan los trabajos escolares suspendidos por las circunstancias apuntadas arriba, aunque la enseñanza se hubiera resentido casi lo mismo porque en la época que han estado las escuelas cerradas asisten pocos niños sobre todo de los mayores por utilizarlos sus familias en la recolección de la aceituna.

 

El ejercicio escolar, sin duda, un tema libre que ordenó el maestro Don Eduardo Pastor Barrachina a sus alumnos, lo ilustró el joven Alfonso con dos dibujos: una persona vareando la aceituna y un hombre, o un compañero de clase, que convalece en la cama mientras otro le acompaña sentado en una silla.

El testimonio de este alumno es uno de los que ha llegado de Villapalacios que habla de enfermedades, contagios y muertes, relacionados con un virus, en este caso el del SARAMPIÓN que se manifiesta a través de unas manchas en la piel de color rojo (exantema), fiebre y un estado general debilitado y que se propagan con rapidez y obligan a tomar medidas extremas como el cierre de las escuelas, el cese de actividad o el aislamiento en casa, además de limpieza personal y colectiva. Unas medidas, que como veremos, se parecen bastante a las que ahora (entre marzo y junio de 2020) vivimos para evitar el contagio y la propagación de la covid-19.

 

cuadernoalfonsob Alfonso

Redacción de Alfonso Montañés en 1938, el primer día en las escuelas de Villapalacios pudieron abrir una pandemia de sarampión. A la derecha Alfonso, en la única foto que se conserva, con 9 o 10 años. / ARCHIVO FAMILIA MONTAÑÉS.

 

 

Son varios los documentos de Villapalacios que nos han llegado hacen mención a enfermedades y virus que ponían en peligro a la población e ilustran de las medidas adoptadas por los dirigentes locales. Antes, como ahora la mayoría son meramente preventivas para evitar la propagación y los contagios.

 

hh PESTE. En 1591 uno de los votos que habían hecho los de Villapalacios era que el de no poder

vender pan ni vino ni carne ni otra ninguna mercaduria hasta auer oydo missa mayor en primer jueves del mes de mayo, porque los antiguos lo doctaron por la pestilencia

tal y como aparece recogido en los documentos que hablan de estos compromisos que la comunidad adquirían con lo divino con el fin de que les protegiera, tal y como vimos en otro apartado de esta web. (1 y 2)

Y es que, en esta localidad, como la mayoría de los pueblos y ciudades desde la Edad Media y en el siglo XVI, sobre todo, habría sufrifo la PESTE que acababa con gran parte de la población. Ese debe ser el motivo por el que la iglesia de Villapalacios está dedicada a San Sebastián, un santo que, entre otras atribuciones, tiene la de proteger milagrosamente de los mortíferos efectos de la epidemia de peste a las poblaciones.

 

sancristoblaaesSan Sebastián, santo protector contra la peste, a quién está dedicada la iglesia de Villapalacios, representado en tres esculturas vinculadas con el templo: atado a la columna en una escultura situada a los pies del altar mayor en 1928, desaparecida, quizá quemada durante la Guerra Civil. En el centro, en la hornacina de la puerta principal, también desaparecida y la situada en una peana en el lado del Evangelio del presbiterio; una talla de pasta de madera de 1,60 centímetros de alto creada en el siglo XX en un taller de Olot y que fue restaurada a comienzos de 1997. / JAIME BELDA SALLER / DESCONOCIDO / J. Á. M.

 

hhhh También, que entre 1854 y 1855, la enfermedad del CÓLERA, causada por un bacilo que, tras dos o tres días de incubación, se manifiesta en forma de vómito y diarrea y acaba con la vida de las personas por deshidratación, y que acabó con la vida de casi un millón de personas en toda España; en Villapalacios también causó estragos, ya que, en apenas 11 meses -entre el 18 de octubre de 1854 y el 21 de septiembre de 1855-, fallecieron 101 personas, el 10% de la población (900 vecinos). El pico más alto de la pandemia se produjo en agosto de 1855, con 86 muertos, siendo los días más complicados el 8 y 11 cuando fallecieron nueve y diez personas, respectivamente. Este tema ha sido tratado también de forma extensa en otro lugar de esta web.

Poco después fue cuando los cementerios dejaron definitivamente de esta ubicados en el centro de las localidades, sobre todo alrededor de las iglesias, y se obligño a construirlos fuera de los núcleos hagitados, para evitar contagios innecesarios. En de Villapalacios se construyó pocos años después, tal y como recoje un acta municipal del 21 de diciembre de 1862.

Pero en ninguno de los tres casos anteriores, el sarampión de 1938, la peste del siglo XVI, ni el cólera del siglo XIX, conocemos medidas preventivas adoptadas para atajar el avance de estas enfermedades. Por suerte, si contamos con un libro que se conserva en el Archivo Municipal de Villapalacios, que describe todas las decisiones tomadas a lo largo de más tres décadas para evitar contagios. Y veremos que casi todas se parecen bastante a las que se han adoptado en 2020.

Se trata del Libro de Actas de la Junta Municipal de Sanidad de Villapalacios que comprende desde 1901 a 1935 y recoge las reuniones que se celebraron en estos años para dar cuenta y tomar las decisiones oportunas en todo lo relacionado con la salud pública. (3)

 

libro1mmlibro2

Portada y primeras páginas de libro que contiene las actas de las reuniones de la Junta Municipal de Sanidad de Villapalacios entre 1901 y 1935. / ARCHIVO MUNICIPAL DE VILLAPALACIOS.

 

 

Las Juntas Municipales de Sanidad fueron creadas en el siglo XVIII ante la necesidad de luchar de forma eficaz contra las epidemias que habían azotado el país, como la peste en el siglo XVII, la viruela en el siglo XVIII y el cólera en el siglo XIX y la falta de un organismo central con competencias sanitarias. La Constitución de Cádiz de 1812 fue la primera que reconoció y atribuyó a los Ayuntamientos la policía de comodidad y salubridad encargada de remover todo lo que en los pueblos o en los términos, pudiera alterar la salud pública. (4)

La Junta Municipal de Sanidad de Villapalacios fue un órgano con capacidad de decisión formado por el alcalde de la localidad, el médico (inspector municipal), el farmacéutico (si lo hay en ese momento), el cura párroco, un maestro, el veterinario, además de varios vocales nombrados entre las personas de la localidad, "uno pudiente y otro obrero". Su misión, al menos en las fechas que comprende el libro, fue la de adoptar toda una serie de medidas relacionadas con la salud pública de la localidad. Por las fechas en las que se celebraron las reuniones no había periodicidad, sino que el encuentro de estas personas tenía que ver con la necesidad de adoptar unas medidas en un momento muy concreto. Su renovación tampoco era anual ni se regía por un calendario preciso.

 

medico

Grabado de Paul Fürst de 1656 de un médico del siglo XVII vestido para no contagiarse de peste: un largo abrigo de cuero encerado, guantes, sombrero y una máscara de pico de ave, en la que introducían hierbas aromáticas para hacer frente al olor de los enfermos y protegerse del aire podrido, visto como la causa de la infección.

 

El 26 de agosto de 1926 se renovó el reglamento en el que se estipula, entre otras cosas, que "tiene por misión velar por la salud pública de este termino municipal, cuidando del cumplimiento de las prescripciones de higiene local relativas a los servicios sanitarios propios del municipio". En los 43 artículos del reglamento se reglamenta el papel de cada uno de los órganos, presidente, secretario, vocales, juntas permanentes y comisiones, el lugar de reunion, el mismo edificio del Ayuntamiento, y que las reuniones se convocarían de ordinario con 48 horas de antelación; 12 horas en caso de epidemia.

Entre 1901 y 1935, los años que comprende el libro, Villapalacios vio peligrar su salud pública en una decena de ocasiones, por enfermedades contagiosas como la viruela (1903, 1920 y 1929), el cólera (1910 y 1911), la gripe española (1918), el paludismo (1927), el sarampión (1930) y el coqueluche (1935).

Las medidas adoptadas fueron variando en cada momento y cada una de las epidemias; pero las principales que se repitieron casi siempre a lo largo de los años fueron estas:

.- No dejar entrar a personas venidas de fuera: pobres, mendigos, ambulantes, pero también carteros y hortelanos de pueblos vecinos, por lo que se realizaba un control de los accesos.

.- Control de los viajeros que ese momento estaban alojados en la posada de la localidad; su nombre, cuando iban a partir de viaje y cuál su destino.

.- Aislamiento de enfermos y desinfección de sus ropas y viviendas. De ellos y sus familias (que harán los empleados municipales ayudados por los vecinos), vigilando que el aislamiento sea completo.

.- Prohibir reuniones públicas, ni grandes aglomeraciones de personas.

.- En casi todos los acuerdos consta el cierre de las escuelas públicas para evitar que la reunión de los niños sea un medio de difusión de la epidemia.

.- También el cierre de los establecimientos donde se sospeche que hay contagiados.

.- Recomendar a todos máxima limpieza personal y de sus viviendas, con medidas como:

.- Cada 15 días limpieza de la basura de los corrales, que no se dejará nunca en las puertas de las cuadras. El estiércol se llevará siempre a más de 200 metros de distancia de la población.

.- Prohibido dejar libres en la vía pública a gallinas y otra clase de animales. Las caballerías no se detendrán cuando entren y salgan de la población.

.- Control de los manantiales y pozos de agua. Tapiado de los pozos de las casas con tapas fuertes de cal y cemento o yeso.

.- Prohibir el transporte de trapos viejos sin desinfectar.

.- Prohibir lavar y esclarecer la ropa en las puertas de las casas y en los pilares de la plaza y de la calle del Ojeado.

.- Controlar el lavado de las ropas. Unas veces se dice que la costumbre es hacerlo en el "caz de los molinos" y se exige que se haga desde "el vado del zarzal para abajo", en otros, que se realiza en el Río Casas y siempre por debajo del Puente Castillo, para que no afectara el abastecimiento de agua de boca. La ropa de los enfermos será sometida antes a ebullición en el domicilio de los afectados.

.- Blanqueo de todos los edificios con lechada de cal, fachadas, exceptuando las ornamentadas, y dependencias interiores.

.- Prohibir arrojar agua sucia a la vía pública, ni lavar enseres en las fuentes públicas ni abrevaderos.

.- Antes de las nueves de cada día se regará, para evitar que el polvo entre en las casas y barrerá hasta la mitad de la calle que corresponda a las fachadas de cada uno de los vecinos. La plaza pública lo harán los empleados municipales.

.- Inspección por el veterinario de todos los carros.

.- En el caso de enfermedades con vacuna se ordena la vacunación de los habitantes más vulnerables, casi siempre los niños.

 

colera
Grabado en el que un grupo de mujeres atiende a enfermos de cólera en un lugar indeterminado.

 

A continuación realizaremos una relacción de cada una de las reuniones de la Junta y de los acuerdos que se tomaron para combatir una u otra enfermedad, tal y como quedan recogidas en el libro:

 

oo VIRUELA. 27 de septiembre de 1903, ante las noticias de que en la vecina ciudad de Alcaraz había enfermos de viruelase adoptan medidas preventivas para evitar contagios y que se propague en este pueblo:

1.- Se prohíbe a los carteros, que son vecinos de Alcaraz y a alguno se le ha muerto un hijo, que vayan al centro del pueblo y que el alguacil saque la correspondencia al buzón.

2.- Que a los hortelanos que traigan frutas desde Alcaraz no se les consienta venderla.


3.- Que no se le deje entrar a ningún vecino de Alcaraz.

 

ppp CÓLERA. 27 de agosto de 1910, tras recibir un comunicado del Gobernador Civil tres días antes en el que se le pide que adopte las medidas preventivas oportunas en este pueblo para evitar la invasión en este pueblo del CÓLERA presente en Italia, acuerdan:


.- Requerir a los posaderos para que den cuenta a esta alcaldía de los huéspedes que albergan expresando el punto de su procedencia y avisando el día de su salida y a donde se dirigen.

.- Publicar un bando para la extracción inmediata de todos las basuras a la distancia mínima de 500 metros de la población.


.- Que sean vigilados los manantiales de agua potable que existan en la población.


.- Prohibir el transporte de trapos viejos sin previa desinfección o certificado del inspector de sanidad de haberse practicado.

.- Ejercer la más exquisita vigilancia sobre los transeúntes y mendigos que lleguen a esta población

.- Impedir el lavado de ropas en los lavaderos públicos, sin previa ebullición de las mis en el propio domicilio de los enfermos

 

 

colera3,,clera1,,colera2

Vacunación contra el cólera en España, según la portada de 1855 de L'Illustration. En el centro, Consejos prácticos a las familias para curar la enfermedad publicado en 1884 por Vicente Moreno de la Tejera. A la derecha, portada de Observaciones sobre El Cólera-Morbo de la Academia de Medicina, Cirugía y Farmacia de Jaén de 1855

 

 

lll CÓLERA MORBO ASIÁTICO. 19 de julio de 1911 el peligro que acecha a la población es el cólera morbo asiático. Por eso, la Junta se reúne para adoptar las medidas oportunas y necesarias en vista del peligro que amenaza a la nación de verse invadida por una enfermedad tan terrible como el colera morbo asiático que en forma epidémica se ha manifestado en otros países. Entre las medidas adoptadas:

.- Que se adquiera por el ayuntamiento un local que esté preparado para aislamiento de los primeros casos de epidemia que se puedan presentar, así como igualmente los desinfectantes y aparatos de desinfección que sean necesarios...

.- Que los dueños de posadas den inmediatamente de los huéspedes que albergan en ellas expresando el punto de donde proceden y avisando el día de su salida y pueblo adonde se dirigen

.- Prohibir el transporte de trapos viejos sin previa desinfección o certificación del inspector de sanidad de haberse practicado, vigilando a los transeúntes y mendigos que lleguen a esta población.

.- Que el lavado de ropa que han costumbre de hacer en la caz de los molinos, se verifique desde el vado llamado el zarzal para abajo a fin de que desde ese sitio para arriba se pueda coger el agua para el abastecimiento de la población y cuando se trate de ropa de enfermos no se hará el lavado sin previa ebullición de las mismas en el domicilio de los interesados, y desinfección de aquella cuanto sean de procendencia sospechosa.

.- Que a todos los vecinos de la localidad se les recuerde la obligación que tienen de cumplir las prescripciones sanitarias vigentes y principalmente... en cuanto haya motivo racional para creer que en la casa o establecimiento se ha presentado un caso sospechoso de colera y demás enfermedades infecciones contagiosas e infectocontagiosa.

.- Que sean vigiladas por el inspector municipal los manantiales de agua potables que existan en la población practicándose un blanqueo general en todos los edificios de la misma y que el veterinario extreme el celo en la inspección de carros.

 

hospitalHospital de emergencia en Kansas (Estados Unidos), durante la gripe de 1918. / NATIONAL MUSEUM OF HEALTH


lll GRIPE ESPAÑOLA / VIRUELA. 19 de octubre de 1918 la reunión de la Junta es para acordar las medidas sanitarias que hayan de tomar para evitar si es posible se propague a esta localidad la enfermedad gripe que actualmente invade la mayor parte de España con fuertes consecuencias en algunas poblaciones. En este caso vemos que la medida es totalmente preventiva y que la pandemia que acabó con millones de personas en toda Europa de la llamada gripe española, en ese momento en Villapalacios no había causado ninguna víctima: Previa la suficiente discusión y anunciando afortunadamente la salud publica en este pueblo es completamente satisfactoria.

Pero las autoridades quisieron ser muy precavidas y teniendo en cuenta que ahora regresan al mismo muchas familias que se habían marchado a trabajar al pueblo de Tomelloso (provincia de Ciudad Real) donde se dice de público reina dicha enfermedad como también las viruelas la Junta por unanimidad acordó:

.- Que por el señor alcalde se nombre un servicio de vigilancia para evitar entren en la localidad pobres, mendigos y gentes ambulantes, desaseadas sin previa desinfección y lavado de sus ropas, sometiéndoles también al baño general en el local destinado al efecto practicando igual operación con las familias que ahora regresen del Tomelloso.

.- Que se proceda a la vacunación y revacunación de los niños en este pueblo, a cuyo fin el señor alcalde de acuerdo con el inspector pedirá los tubos de la vacuna que se consideren necesarios.

.- Que se cierren las escuelas públicas de esta villa hasta que terminen de venir los trabajadores de Tomelloso y si entonces el estado sanitario lo permite se acordaría su apertura

.- Que si por desgracia se presentaran algunos casos de la enfermedad reinante o de alguna otra contagiosa se proceda al aislamiento de los primeros que se note.

.- Que se practique un blanqueo general en todos los edificios de la población montando previamente para ello a los vecinos quienes a diario procederán también al regado y barrido cada uno hasta mitad de la calle de la parte que conforme con su edifico, haciéndolo de la plaza publica los agentes de la autoridad.

.- Que todos los vecinos de la localidad cumplan las prescripciones sanitarias vigentes y principalmente la de... cerrar que en su caso o establecimiento se ha presentado un caso sospechoso de enfermedad infecciosa contagiosa e infecto contagiosa.

.- Que por el veterinario se extreme el celo en la inspección de carnes y por la alcaldía se publique un bando insertando estos acuerdos para conocimiento del vecindario.

 

mascarillasVarias imágenes de personas llevando mascarillas, entre ellas una del personal sanitario, durante la pandemia de la llamada gripe española de 1918 para evitar el contagio. En la de la derecha una mujer lleva el cartel: "Use máscara o vaya a la cárcel".

 

lll Al mes, el 11 de noviembre de 1918, la misma Junta, después de observar que el peligro había pasado, acuerda reabrir las escuelas y se dictan normas para evitar cualquier posible contagio:

.- Que afortunadamente han desaparecido las causas que motivaron el cierre de las escuelas nacionales en este pueblo que se acordó en sesión del 19 de octubre próximo pasado. Toda vez que ya han concluido de regresar las familias de trabajadores que había en el Tomelloso habiendo conseguido evitar se propague en esta localidad la enfermedad gripal reinante en España asienta que solo se han registrado tres invasiones de las que ha fallecido uno y mejorando por completo los otros dos.

Se ordena la reapertura de las escuelas, a fin de evitar el prejuicio que se hace a la enseñanza con tener cerradas las escuelas nacionales en esta villa, la junta por unanimidad acuerda que inmediatamente se proceda a su apertura para lo cual el señor presidente dirigirá a los señores profesores las oportunas comunicaciones: que en los locales escuelas se procure haya la mayor limpieza regándolas, barriéndolas y desinfectándolas diariamente.

 

lll VIRUELA. 31 de octubre de 1920. Lo que motiva la reunión es la viruela que tenía un niño y de la que se conocen bastantes casos, la causante del peligro. Por eso, la Junta acuerda:

.- Clausura temporal de las escuelas públicas, comunicándolo a los señores maestros naciones oficialmente

.- Aislamiento de los enfermos, desinfección de ropas y viviendas de los enfermos y sus familias... recabando el auxilio de los empleados municipales y de cuantas personas quieran colaborar en obra tan humanitaria y siguiendo estrecha vigilancia para que el aislamiento sea lo más completo posible.

.- Que se publiquen bandos y pregones señalando para el lavado de ropas de los enfermos y sus familias el rio de Casa, desde el puente del Castillo para abajo, o en cualquiera otro punto completamente separado de los que utilizan los demás vecinos, con imposición de multas a los infractores.

.- Que se prohíban todas las reuniones públicas, y en general las grandes aglomeraciones de personas.

.- Que se pida con urgencia a las inspección provincial de sanidad la vacuna necesaria para 300 individuos pobres y exigir a todos las vacunación inmediata.

.- Recabar del médico libre don Jose Corniza de Bienservida que preste asistencia diaria a sus abonados que están inmóviles

.- Recomendar con el mayor interés a todo el vecindario la limpieza de sus personas ropas y viviendas

Por suerte, el 5 de enero de 1921 el peligro ya había pasado y en una nueva reunión de la Junta se acuerda, después de que tomara la palabra el médico titular de la localidad, Baltasar Díaz, que manifiesta:

Que la epidemia de viruela ha desaparecido hace bastantes días, la sanidad local es buena en el día de hoy por lo que propone a la junta se abran las escuelas públicas, proposición que es aceptada unanimemente recordándose también que se notifique a los señores maestros nacionales de las escuelas de este pueblo que desde el día siete del actual se reanudarán las labores de dichos maestros docentes.

 

lll Tres años más tarde, el 16 de enero de 1924 los miembros de la Junta aseguran que no hay casos de enfermedad, pero se acuerda, por unanimidad lo siguiente:

.- Se obliga a los vecinos a blanquear con lechada de cal sus viviendas y dependencias de las mismas, interior y exteriormente, exceptuándose las fachadas ornamentadas y que no se arrojen a la via pública aguas sucias.

.- Que los vecinos barran todos los días antes de las nueve de la mañana la parte de vía publica correspondiente a las fachadas de sus viviendas, hasta el centro de cada calle.

.- Que los estiércoles no permanezcan en los corrales y cuadras más de 15 dias estando obligados todos los vecinos a llevarlos de madrugada a 300 metros de la población.

.-Que se prohíba dejar libras en la via pública gallinas y toda clase de ganados y caballerías debiendo ser conducidos estos últimos sin detenerse cuando entren y salgan de la población.

.- Los infractores de estas disposiciones incurrieran por primera vez en la muelta de cinco pesetas y seis a 15 en caso de reincidencia, sin perjuicio de efectuar a su costa los gastos que origine el cumplimiento de estos acuerdos.

Hace saber el contenido de estas medidas por bandos y pregones adoptadas a beneficio de la higiene y sanidad públicas y privadas.

 

 

paludismo l mpaludismo2
Cartel publicitario para luchar contra el paludismo, de 1920 y publicidad de un producto, a base de quina, arsénico, azul de metileno y aloes para combatirlo que se realizaba en Ciudad Real.

 

lll PALUDISMO. El 14 de agosto de 1927 la Junta se reúne para acordar sobre la higiene en la localidad, con el fin de evitar el paludismo otras enfermedades infecciosas. Y para evitarlas se prohibe:


.- Tirar aguas sucias a la calle.

.- Que el estiércol o basura que se saque de las cuadras y corrales no se deposite preventivamente en las puertas de las casas y vías publicas, sino que sea cargado inmediatamente y extraído o depositado a unos 200 metros como mínimo del radio de la población.

.- Que se proceda a la clausura de los pozos existentes dentro de las casas y la población tapiándolos con tapas fuertes cogidas con cal cemento o yeso, concediendo un plazo prudencial por la alcaldía para que precedan a la dicha clausura.

.- Que todos los vecinos procedan diariamente a barrer sus pertenencias de la puerta de la calle y vía publica, rociando previamente con agua antes y después para evitar que el polvo penetre en las casas.

.- Prohibir asimismo lavar y esclarecer en las puertas de las casas y vías publicas como igualmente en los pilares de la plaza y calle del ojeado.

.- Que las basuras de los establos no se depositen en los corrales y que se limpien y saquen por lo menos una vez cada dos meses a contar desde la primera quincena del entrante mes con el objeto de proceder en la segunda quincena siguiente a la inspección correspondiente.

.- Que se proceda al blanqueo de las fachadas de las casas que den a la vía publica concediéndoles un plazo a los respectivos dueños o inquilinos que vencerá el 12 de septiembre.

.- Que estas infracciones por no haber ordenanzas municipales podrían ser castigadas por esta alcaldía con arreglo a las atribuciones que le concede el estatuto municipal.

 

vacuna

cUnos niños hacen cola, cartilla en mano, para vacunarse por parte de un equipo de enfermeras.

 

lll VIRUELA. 29 de enero de 1929 la Junta, reunida, acuerda:

.- Que se proceda con la mayor brevedad posible a vacunar contra la viruela de todos los niños que no hubieran sido poco reciente, de esta localidad y su término de ambos sexos.

.- Que se obligue a este vecindario al barrido de la vía publica diariamente cada uno en su respectiva pertenencia.

.- Prohibir en absoluto el verter aguas sucias ni otros inmundicias a las vía publica, fregar enseres de clase alguna en las fuentes públicas y abrevaderos, así como verter agua fuera de estos.

.- Que como medida más adecuada teniendo en cuenta las circunstancias de esta localidad, la retirada de basuras de las cuadras y corrales, se haga una vez por lo menos, cada mes, cuya operación podrá hacerse hasta la hora de las diez de la mañana y que estos se depositen a 300 metros, cuando menos, del casco de la población.

.- Que se proceda asimismo a la clausura o cierre de pozos en esta localidad, tenido en cuenta que aquellos que sirvan para recogida de aguas, procedente de lluvia, se les dejaran únicamente un canillero que puede dar agua a los mismos.

.- Que la recogida de trapos viejos, por los individuos que se dedican a este trá
fico se haga en el extrarradios de eta población y sitio que por la alcaldía se designen al efecto, cuando de procurar tener en las mejores condiciones de higiene y salubridad la actual casa habitación con destino a albergue de pobres transitivos.

.- Que teniendo en cuenta la situación del actual cementerio, por la orientación y proximidad este población propone la junta la construcción de uno nuevo.

nn

lll SARAMPIÓN. 23 de abril de 1929 la reunión se celebra a petición del vocal médico, inspector de sanidad de la localidad, que manifiesta:

Que existen varios casos de sarampión, proponiendo como medida profiláctica la suspensión temporal de las clases de ambas escuelas nacionales. Enterados los señores vocales acuerdan por unanimidad acceder a lo propuesto por el señor vocal medido, así como también porque este de acuerdo se de cuenta por oficio al excelentisimo gobernador civil, ilustrísimo señor inspector provincial de la primera enseñanza y a los señores maestros nacionales.

lll 5 de julio de 1929, después de cuatro meses, se deciden abrir las escuelas:

.- Por haber desaparecido desde hace bastantes días, la epidemia del sarampión según manifestación del secretario medido titular señor Arturo Pretel Pérez y no a ver dichas causas que puedan impedir la continuación del cierre.

Se acuerda por unanimidad la apertura en el día de mañana, el próximo lunes, día ocho del actual, comunicándose este acuerdo a los señores profesores, como originalmente al excelentísimo señor gobernador civil e inspector jefe de 1ª enseñanza de la provincia.


vacuna
Campaña gráfica para estimular la vacunación contra la viruela.

 

lll VIRUELA. El 2 de julio de 1930 la Junta, dando cumplimiento a la ciruclar del Gobernadro Civil del día 9 de junio sobre la vacunación antivariolica:

la presidencia ha hecho el pedido a la inspección provincial de sanidad de la vacuna necesaria para unos 300 individuos sin prejuicio de reproducir dicho pedido si fuese necesario haciendo constar además que en la anterior temporada fueron vacunados y revacunados 104 individuos de todas las edades.

Y acuerda que:

.- Por la alcadía presidencia se dicte con la premura necesaria el oportuno bando para que en el plazo de diez días sean vacunados y revacunados voluntariamente los vecinos que no lo es estuviesen proveyéndose del comprobante oportuno para poderlo acreditar, cuya operación podrá practicarse provisionalmente en el local que al efecto designe la presidencia y horas compartible al caso.

.- Que pasado dicho plazo se procederá por los dependientes de la autoridad a recoger los comprobantes acreditativos que pasaran al inspector municipal de sanidad para que por este sean examinados y unidos a los datos que dicho señor posee de los vacunados y revacunados anteriormente, formando además una relación de los que no hayan justificado haber sufrido la vacunación y revacunación procediendo a efectuar dichas operaciones auxiliado por el practicante titular y dependiente de la autoridad si lo considera necesario comunicando a la alcaldía los individuos que a ello se resista para que previa la corrección oportuna con arreglo al artículo 194 del estatuto municipal sean sometido a tan importante práctica sanitaria cuyas correcciones podrán duplicarse a los que se nieguen al segundo requerimiento.

.- Con el fin de que las correcciones sean las menos posibles los señores de la junta conocedores del vecindario procuran cada uno por si a inculcar a los vecinos la necesidad ineludible de que sean vacunados o revacunados para evitar en lo posible la aparición antivariólica y por consiguiente las defunciones que pudiera ocasionar y que por la alcaldía se de además cumplimiento al número 6 de la repetida circular sobre las tribus y agrupaciones errantes a su paso por esta población exigiéndoles o proveyéndoles de los respectivos justificantes de haber sido sometidos a la vacunación y revacunación.

 

coleluche
'Neopancarpine' y 'Jarabe del Doctor Villefas', productos usados curar asma, catarro, tosferina, coqueluche y tos espasmódica a base de hidroalcoholicoetereo de Jaborandi y bromoformo y heroína, en dos anuncios de la prensa.

 

lll COQUELUCHE. El 14 de mayo de 1935 los miembros de la Junta, dando cuenta de la existencia en este término municipal

De una epidemia de coqueluche y cree conveniente se proceda por un mes a partir del día de la fecha el cierre de todas las escuelas por creerlo así conveniente para la salud pública ya que así se evita que la reunión de los niños en dichos locales sea un medio de difusión de la mencionada epidemia. Ante tales manifestaciones sin discusión y por unanimidad se acordó el cierre de las escuelas por el plazo propuesto, y que de este acuerdo se de cuenta por oficio la excelentísimo señor gobernador civil y al ilustrísimo señor inspector de 1ª enseñanza de la zona, así como también a los señores maestros nacionales de este término.


lll COQUELUCHE El 15 de junio 1935 se celebra, a insistencia del vocal médico inspector municipal de sanidad un reunión de la Junta por haber manifestado

Que ante la persistencia de casos de coqueluche existentes en esta localidad y termino y expirado el plazo de un mes por el que se suspendieron las clases en las escuelas nacionales según acuerdo de esta junta de fecha catorce de mayo último, es conveniente prorrogar esta medida profiláctica por otro mes más.

Enterados los señores vocales por unanimidad acuerdan acceder a lo propuesto por el señor vocal médico y continúen por tanto cerradas las escuelas por un mes más a partir de la fecha y que de este acuerdo se de cuenta por oficio al excelentísimo señor gobernador civil, al ilustrísimo señor inspector de primera enseñanza de la zona y a los señores maestros nacionales de este termino.

 

 


alfonsomm


lll SARAMPIÓN. 2 Marzo 1938. Sabemos que ese día la escuela se reabrió después de una epidemia de sarampión muy intensa en el que casi todos los niños que no lo habían padecido, lo acabaron pasando. Es lo que contó en su redacción infantil Alfonso Montañés. También que había habido bastantes defunciones de niños pequeños y algunos mayores. Por suerte, contó el pequeño de 13 años, ninguno de los matriculados en esa escuela. Alfonso y sus compañeros de clase se salvaron, pero a él le duraría muy poco, por que a los tres años, el 24 de junio de 1941, se lo llevó por delante una endeocarditis aguda, con apenas 16 años de edad, dejando un gran vació en toda su familia, sobre todo sus padres José Tomás e Hilaria y sus hermanos, Félix, Caridad, Juan, Ismael y Tomás. Aunque jamás lo olvidaron, ni ellos ni sus descendientes.

 

 

 

 

 

v NOTAS:

1.- Actas de Bautismo de San Sebastián de Villapalacios (1548-1568), Archivo Diocesano de Albacete.

2.- Asiento de los votos de Villapalacios de 1591, Actas Municipales (1521-1812), volumen II, documento 15, Archivo Municipal de Villapalacios.

3.- Libro de las actas de la Junta Municipal de Sanidad de Villapalacios (1901 - 1935), Archivo Municipal de Villapalacios.

4.- Juana María Mangas Roldán, Anotaciones sobre las Juntas Municipales de Sanidad, VI Jornadas Nacionales de Historia de la Veterinario, Valencia, 2001

 

 

 

 

 

v Volver a temas

Esta página es fruto de muchas horas de trabajo.
Su contenido está protegido por la Ley de Propiedad Intelectual.
Si quieres usar esta información cítala correctamente, según las normas de publicación. Y si lo que quieres es utilizar alguna de las fotografías, contacta con el autor en: villapalacios@historiadevillapalacios.es